“Êcclabo de libertá” el nuevo disco de Califato 3/4 explicado por ellos mismos

Califato 3/4 lanza catorce nuevos temas con los que proponen una Banda Sonora de "La Nueva Andalucía"

27 marzo 2024 ·
Compartir
califato_LP_binary

“Êcclabo de libertá” es el trabajo más ambicioso de la banda andaluza, en el que cuentan con colaboraciones con enormes artistas, la mayoría andaluces como no podía ser de otra manera, como Lole Montoya, La Plazuela, Perrate o Carmen Xía. Califato 3/4 recorre en el LP un sinfín de estilos y propone un viaje musical y sonoro uniendo flamenco y avant-garde en un proyecto donde la producción y la electrónica están al servicio del cante, igual que la guitarra está al servicio del cantaor en el flamenco. Esto es lo que nos han contado track by track:

Êcclabô de libertá

La Tierra se ha destruído. Buscamos una Nueva Andalucía, donde prosperar, donde anide nuestra esperanza. Este tema nació en el retiro que tuvimos en diciembre de 2022, en Villa Lucrecia (Morón de la Frontera). El primer tema de la nueva era. Lo hicimos de madrugada, el primer día de juntarnos.

Semana Santa encriptada apoyada en la trompeta y en la palillera. La caja china que Andalucía toma para sí. En la voz destruída, temblorosa y futurista del aterrizaje final puede intuirse una “esperanza” de Pilar Sanchez aka Pastora Soler con con quince años en 1993 cantando una saeta a la Macarena. Los violines fueron grabados en el Boston Berklee College of Music por  de Ángela Varo, baenense afincada en los EEUU.

Segaoras

La idea inicial la planteó Manuel, que es de Fuenteheridos, y en su pueblo hay un coro llamado “Solera Añeja” que canta villancicos de una forma solemne, lenta y rebajada, en las madrugadas de Navidad. Ellos cantaban su propia versión de “Segaores” que creíamos que era de Jarcha, pero realmente era de Salvador Távora. Los de Fuenteheridos lo interpretaban como la cumbia rebajada al villancico andaluz: lento, espeso y pueblerino. La demo la cantó Manuel, luego conocimos a Anaisa que trabajaba en el teatro Távora y nos presentó a Ángeles Rusó. Y ahí lo retomamos donde Salvador Távora, 1971, en la esclavitud del campo, La Censura, La Poesía como manto, la creación como medicina, el duro trabajar pa otro como el no-camino, el cante como libertad, el fin de la jornada, el flamenco como yunque del pasado mal llevado, la poesía como molde de la nueva fragua. La matria y el folklore como nido de esperanza. El final es una revisión de “Las Bacantes” una tragedia de Eurípides datada en el año 409 a. C. y que Távora la aterrizó en terreno y tierra andaluza en 1987. Sonido retrofuturista, segaoas láser como robots-drones infinitos que segan el campo.

Xancla levantá

Un viaje a Asilah, la botica 3.0. Chaparro, Esteban y Lorenzo fuimos con nuestros amores a Asilah (Marruecos) a pasar el fin de año 2022, el Nuevo Año 2023. A Pepe lo llamamos inspirados en su tema  “Cansion mora de Hill street” de No me pises que llevo chanclas, que se nos vino a la cabeza en diciembre 2022 en la primera reunión para el nuevo disco. Pepe Begines =  el nuevo Omar Souleyman. Y más allá.

Tus cadenas

Pop no, popular sí. Pueblo 100%. Inspirado en la fiesta de los Verdiales de Málaga, pasando del 3x4 al 4x4 y vuelta al 3x4. Coro de pueblo, cani barroco, todo queda en el pueblo.

Dime dónde vas

Se empezó en un día tonto, nada más llegar Sebastián Orellana de Chile tras hacerse nuevo de Califato ¾ y estar grabando algunos arreglos. El tema más divertido del disco.El tema es base 100% acústica y natural que hizo Lorenzo Soria y luego añadimos el bajo freetles que suena a contrabajo. Le siguió una guasa freestyle de Chaparro y luego vino flauta de Paloma Cosano al que siguió estribillo refranero de nuestro amigo Juan Arroyo, carpintero jubilado del Pasaje Mallol que nos ha podido decir lo del “Vela por el cirio que la cofradía es mu larga” más de cien veces. Tema lleno de libertad y teatro en una de las canciones más originales y frescas del disco.

Pintora. Con Andrea Santalusía y La Plazuela

Letra empezada en el local, han sido unos seis meses de creación del álbum en nuestro estudio letra a letra, sonido a sonido. Le propusimos a Andrea Santalusía y a los niños de La Plazuela la colaboración tras tener una demo con aires dosmileros a lo “Sonique”. Finalmente en una convivencia en nuestro estudio, le dimos el aire nuevo a una primera demo que era muy lenta y dubby. Adquirió un nuevo carácter gracias a las ideas de Andrea Santalusía y La Plazuela, con el bajo más roneante de Sebas y la vivencia tan personal de Andrea, que nos ponía los pelos de punta y se terminó reflejando en la grabación. Este tema está dedicado a nuestras mayores, al mensaje de Andrea para su abuelita.

Libre çoy  {Tarantô de libertá} con Lole Montoya

Bocetamos apenas un minuto de tema: un encuentro entre el Dub minimalista y el tango-flamenco ancestral. Dos palos caminantes del mismo origen, y sin más rumbo que la libertad. Luego contactamos con Francisco Javier Torres que habíamos conocido en una reu-concierto de SGAE en Sevilla y grabamos los vientos-metal en nuestro estudio con su pedazo de alumnos. Los arreglos semanasanteros  eran un guiño a nuestra cultura mediterránea. También grabamos con Paloma Cosano las flautas de una tarde de derrapes y lluvia en Doñana. Aquí el tema adquirío carácter más sufí, más indio ganando riqueza musical pero manteniéndose minimalista.  Y ahí está “El Profeta”, Antonio Manuel entrevistando a Manolo Sanlúcar con un apabullante: “teme aquello que no comprende”.

Unas semanas más tarde, estando escuchando la demo que tenía de nombre KUNTAKINTE, que homenejeaba la historia de Kunta Kinte, un hombre libre africano forzado a trabajar como esclavo y sus posteriores intentos de liberación, surgió el sueño de grabarlo con Lole Montoya. Conseguimos su teléfono gracias a Unai, nuestro manager de Taste The Floor. Días más tarde, la conocimos en un bar de Pino Montano un viernes y el lunes estábamos grabando el tema más ancestral de nuestra historia bendecidos por su arte y vida. Lo que hay grabado es lo que se grabó.

La letra surge de convivir con ella seleccionando versos posibles entre algunos poemas nuestros, de Federico García Lorca y Miguel Hernández.

Gracias a Guillermo Iniesta por la inspiración en mayores de guitarra evangélica, la guitarra de ida y vuelta de Sebastián Orellana y los arreglos flamencos de José del Valle, padawan de Salvador Távora durante una década.

Er patio de lô higuerô. Con Ángeles Rusó

Seroka tenía unos beats mega Aphex Twin y planteamos la idea de hacer del Jilguero, un pájaro de canto de patio andaluz, el ácido agresivo y contundente que cantaba sobre todas las cosas: “Acidito” bautizamos al pájaro.

Lo mezclamos con una nana flamenca, haciendo contraste entre lo agresivo-agradable del los ritmos IDM que respiran temas-contraste a lo Venetian Snares o Aphex Twin con la voz de Ángeles Rusó. La nana que siento contigo = naturaleza de rana y charca + soul recién nacido + bajos contundentes y baterías frenéticas al canto libre de Jilguero andaluz.

De la frontera. Con Borzo de Jeré y Carmen Xía

Hicimos el ritmo inspirados en Haze y Ojos de Brujo, en el flamenco rap de los 00s. Pero con guitarra eléctrica y un beat roto y asincopado. Luego tras la primera demo pasamos a un beat clasiquísimo a lo DJ Premier y entraron a jugar los de La Frontera: Carmen Xía y El Borzo de Jerez, dos generaciones de rap andergraun con los scratches de Tarik y la producción califal que empezaron desde en la frontera y llegaron al Polígono San Pablo.

Vampiro güeno. Con Sebastián Orellana

Siempre habíamos querido hacer un tema salsero. Lo que no sabíamos es que nuestro “Pedro Navaja” iba a ser una ida y vuelta a una Transilvania cubana. Con la marimba punky y casera de Martín Benavides desde Chile. El bajo guasón de Sebastián Orellana y una letra que veníamos imaginando sobre la historia de un técnico de sonido vampiresco, que duerme poco y llega pronto. El solo final de saxofón es del mejor amigo-road-manager Íñigo Xalbador que nos ha acompañado en la mayoría de aventuras califales. Uno de los temas con más fantasía y humor del disco.

Êl-labonê. Con Perrate

Perrate tiene una llave. La perdió una noche oscura. Fuimos a la recepción del hotel a preguntar por ella. En la recepción del averno, nos atendió un hombre, un amigo de Perrate, muy amable y muy místico: El Paco. Mirándonos a los ojos nos regaló unas congas que parecían del antiguo caribe afroandaluz Son de alguien que tenéis que conocernos decía. Nos dió un par de bolsas de hielo. Cuando quisimos agradecerle el gesto mirándonos en los bolsillos, nos dimos cuenta de que todos teníamos una llave y que desde el principio la habíamos tenido. Había un número de teléfono en el interior de una de las congas. El tema se llamaba Grime Sacro en su versión demo. Muy serio, por solea, Perrate grabó del tirón cante a cante. Tras meses de producción y descanso Perrate volvió para meterle las congas que le darían el punto de fusión definitivo entre el dubstep y la brujería sacra de su voz ancestral.

Pipâ del elefante. Con Sebastián Orellana

El tema es un viaje a la Huelva pseudo-portuguesa de Aracena. Un no-drama veraniego, de señoras tomando la fresca a las puertas de una peña abierta hasta el amanecer.

Andaluçê yorá {Hierofanía de los moriscos y el gran expolio} Con Andrés de Jerez

El 4º adelanto del disco es el más hondo de los temas. Flamenco y avant-garde. El más flamenco. La electrónica al servicio del cante. Los versos que canta Andrés de Jerez, y su duende son del grandísimo poeta y dramaturgo —desconocido fuera del gremio— Miguel Romero Esteo (Córdoba, 1930 - Málaga, 2018)​. Hijo adoptivo de la ciudad de Málaga.

El tema es un alegato al expolio y exilio andaluz desde los moriscos —con o sin ironía— desde la noche de los tiempos de Andalucía. Esta es la historia que acompaña el tema en el impresionante videoclip de Juan Escribano que saldrá el próximo viernes 19 enero. Contando esta historia a través de un homenaje a Pepa Flores (Marisol) y a los trabajadores exiliados o expropiados. “Andaluces llorad, igual que dulces pichones, lo que nunca habéis sabido, defender de los ladrones”. Aquí, gracias a nuestro amigo Ramón Soto y sus familiares queremos rendir este homenaje al saber estar y sentir andaluz que destila cada palabra que puso en los márgenes.

Çilençio

Chaparro fue capataz en otra vida ¿En qué vida? En la que Julio Vera sudó cada gota de silencio. Dignidad y gloria hoy, mañana y siempre, para todos los represaliados y represaliadas del mundo.

Compartir

    Podría Interesarte…