Esto ha sido lo mejor de la edición 2024 de Sónar

Tras su 30 aniversario, Sònar tenía por delante el reto de mantener el nivel después de su celebración.

24 junio 2024 ·
Compartir
y
sonar_2024_binary

Nacido en Barcelona en los años 90, destaca cada año por su mezcla de música, innovación y creatividad. Otra particularidad del festival radica en que este evento cuenta con dos modalidades que se celebran de manera simultánea en dos puntos diferentes: Sònar de Día y Sònar de Noche. Desde Binary hemos tenido la oportunidad de conocer en profundidad el Sònar de Día, de la mano de DICE y su escenario SonarPark. La sorpresa ha sido mayor, ya que tras asistir a las dos modalidades, tenemos una clara ganadora: Sònar de Día, eres perfecta.

Nuestra aventura en Sònar de Día desde SonarPark by DICE

Sònar de Día y Sònar de Noche son como las dos caras de la misma moneda. Cosmo y Wanda. Ying y Yang. Jessie y James. Sònar de Día se celebra en la FIRA Montjuic, ganando puntos por su localización frente a un Sònar de noche con peregrinación a Hospitalet. La versión de día ocupa muchos y diversos espacios para albergar toda la variedad de su programación. A pesar de la ingente cantidad de asistentes, el espacio cumple las expectativas permitiendo ver los conciertos y sesiones sin agobio y buscando primeras filas sin ir horas antes para ver a tu artista favorite.

Creemos que DICE acierta de lleno presentándose en el Día y no en la Noche. Su escenario, SonarPark, es interior y se localiza al lado del escenario principal exterior de Sònar de Día. A pesar de la cercanía, sorprende que no se mezclan los sonidos de ambos escenarios. No se libra SonarPark, por contra, del calor de Barcelona. Este escenario, rodeado de cortinas, dispone de un gran espacio en el que sorprende, también, la buena calidad del sonido.

Del jueves nos quedamos con las actuaciones de Dyce y de Judeline. Dyce, junto a Ben Yart en el rol de camarero en algunos momentos, trae al escenario una mezcla de sonidos urbanos con un punto pesoplumesco.  Esto nos parece una buena estrategia, porque cuando el artista anima al público no se sabe si estos corean el nombre del artista o de DICE, la app de ticketing.

Y qué decir de Judeline. Espacio lleno de público esperando para ver cómo aparece entre el humo del hielo seco. Judeline, con cuernitos y en un espacio unas escaleras que llevan a una puerta blanca roll-up. Entendemos que son las puertas del cielo, pues la artista no es sino una diabla celestial vestida de blanco. Canta muy contenida, pero sobre todo muy precisa. Conforme el concierto va avanzando, aparecen 6 personas en el escenario ataviadas con túnicas negras. El momento álgido es Mangata. Las túnicas caen y comienza un especie de frenesí. Movimiento de melenas al unísono y su último single acaba con un corte en seco.

El viernes nuestra aventura en SonarPark comienza con Amore. Juego con cámaras, siempre es una delicia ver cómo actúa. Nos sorprende que hoy nadie le acompaña en el escenario. Destacamos que la artista estrena en el festival un nuevo tema que saldrá en verano: Delirio. Por supuesto, trata sobre volverse loquita por alguien.

Tras Amore, aparece Marie Davidson. Aunque nos quedamos bastante sorprendidas con este cambio de música, lo que no sabíamos en ese momento es que tras tres días ya entenderíamos la elección de artistas de DICE para la edición: la mezcla de conciertos con sesiones más al uso, la selección tan multidisciplinar de artistas nacionales y venidos desde bien lejos de Barcelona. La sesión de Marie Davidson se queda divertida y disfrutona al lado de DJ Gigola, lista para subir los BPMs del SonarPark. Cierre perfecto con su versión de Papi con Kev Koko; se nos quedarán grabados sus “ritmo - la noche - todo lo que quiero eres tú - mi papi”.

DICE continúa empujando las horas, para cerrar con Slim Soledad. Abren trompetas para pasar a un technaso con el que se cierra la jornada en SonarPark.

Nuestra última jornada de Sònar de Día empieza con un directo bien esperado: Abhir ya está en el escenario de SonarPark vestido de paintball verde fosforito, cortesía de Gema Castellanos. No podemos decidir qué impresiona más: Abhir llenando todo el escenario con sus movimientos o la silueta de Abhir desdibujandose por los flashes de los focos constantes. Estrena nuevos temas que saldrán en septiembre. El Brown Boy se marca un baile desafiante para el recuerdo durante Mango Lassie, tema junto a Juicy Bae (fantaseamos con que estuviera pero no se puede todo). Abhir está construyendo una leyenda que entendemos, pues se gana al público no solo con sus canciones sino con su historia personal que comparte en las pausas.

Para la sesión de Blck Mamba se cierra el escenario y la mesa se trae a primera línea. Nos gusta que se acerque al público. Su sesión baja la energía acumulada en el concierto previo. Música muy tranquila y bailable en la que destaca la percusión. Un punto de pausa frente a la sesión de horsegiirL que se desarrolla simultáneamente en el escenario exterior y con ello se demuestra la minuciosa programación de Sònar, que hace que el público en ambos conciertos se diversifique a la perfección.

Toman el relevo softchaos, engalanan y wicboyx. En un momento dado, más de diez personas en el escenario tirando flores al público (Arca estaría orgullosa). Un saludo a Samantha Hudson que se deja caer por el escenario después de estar en las primeras filas de la sesión de horsegiirL. Sesión perfecta, que nos gusta un espacio seguro en Binary. Vogue, queer. Por supuesto, acaban con su propia versión de Rakata.

DICE elige a TAAHLIAH para clausurar el Sònar de Día. Nos quedamos con el mensaje que pasa una y otra vez en sus visuales. “Lust is ephemeral, music is forever”. Cierre absolutamente arriba con su remix de Looking for something.

Sònar de Día o Sònar de Noche, ¿a cuál voy?

La primera vez que fuimos al Sònar (el año pasado, en su 30ª edición), y por desconocimiento, optamos por la entrada de noche para las dos jornadas. Habiendo asistido a las dos modalidades, queríamos dejar algunas ideas por aquí:

1. Optar por asistir a Sònar de Día y Sònar de Noche es factible pero es tremendamente agotador. No os dejéis engañar por la coletilla “de Día”. Cada jornada del Sònar de Día (y son 3) no dejan de ser 10 horas de sesiones continuas, muchos decibelios y muchos estímulos.

2. Entre asistir a Sònar de Día y Sònar de Noche, nuestra opinión pasa por optar por Sònar de Día. La elección de artistas no tiene nada que envidiar a Sònar de Noche. Además, Sònar de Día cuenta con una variedad de actividades que son imbatibles por la otra modalidad. En concreto, es espacio expositivo ha sido un descubrimiento inesperado y altamente recomendado. Por otro lado, siempre podéis ir de calentada al Sònar de Noche si el cuerpo os piden seguir sumando pasos al contador del móvil.

3. Sònar de Noche es, por excelencia, la opción para salir de fiesta. Si pesan los cabezas de cartel para ti, es una gran opción. Algunas cosas a tener en cuenta: encontrarás unos coches de choque; las sesiones que esperas que van a estar llenas estarán aún más llenas de lo que jamás hubieras imaginado; a partir de cierta hora deberás tomártelo con filosofía porque ya no hay personas sino sims telederigidos.

Hasta aquí todo lo que nuestros 5 sentidos han podido percibir en estos tres agotadores días de música, innovación y creatividad ¡Nos vemos el año que viene en el Sònar!

Compartir

    Podría Interesarte…