Swifties, los 'Friendship Bracelets' también sirven para defender los Derechos Humanos

Amnistía Internacional ha lanzado una campaña para atraer a uno de los fandoms más influyentes del mundo: las swifties.

14 mayo 2024 ·
Compartir
amnistia_internacional_binary

Las swifties, como se autodenominan los fans de Taylor Swift, han demostrado ser una comunidad poderosa capaz de generar cambios significativos. Con 284 millones de seguidores en Instagram, los swifties representan el 3,5% de la población mundial. Este porcentaje, según un estudio de la Universidad de Columbia, es suficiente para generar un cambio real en el mundo si se unen por una causa común.

Miguel Ángel Calderón, director de Comunicación de Amnistía Internacional España, comentó: “En Amnistía Internacional sabemos que los cambios en justicia y libertad ocurren cuando un número significativo de personas los apoyan. Con su pasión, las swifties tienen la oportunidad de sumarse a través de los 'Human Rights Bracelets' a una causa que realmente importa: visibilizar y defender los derechos humanos.”

Los swifties representan el 3,5% de la población mundial

La campaña 'Human Rights Bracelets' está inspirada en las friendship bracelets que las swifties intercambian en los conciertos del Eras Tour de Taylor Swift. Amnistía Internacional ha creado unos kits, disponibles en su tienda online, con los que los fans podrán hacer sus propias pulseras para los conciertos del 29 y 30 de mayo en Madrid. Estos kits están diseñados para que las palabras y frases más populares entre los fans se relacionen con derechos humanos específicos, como el derecho al amor (LOVER), los derechos de las mujeres (THE MAN) y el derecho a la libertad (YNTCD).

Eva Bedón, directora creativa de La Despensa, destacó: “Queremos que la Generación Z se implique más en la defensa de unos derechos que les afectan enormemente. Sabemos que el poder movilizador de un fandom como el de Taylor Swift es inmenso, y por eso hemos adoptado un enfoque distinto al publicitario para conectar con ellos.”

Con esta campaña, Amnistía Internacional busca que una nueva generación se convierta en embajadora de los derechos humanos en un momento crítico, en el que estos derechos se ven amenazados por la creciente desigualdad global, la escalada de conflictos, la crisis climática y el colapso del derecho internacional.

Compartir

    Podría Interesarte…